Identificarse Registrarse

Login

Usuario
Password *
Recordarme

Crear una cuenta

Los campos marcados con un asterisco (*) son obligatorios.
Nombre
Usuario
Password *
Verificar password *
Email *
Verificar email *
Captcha *

infografia

La comunicación ha cambiado a raíz de la explosión tecnológica. Las marcas que triunfan son las que se basan en un lenguaje universal de ahorro de texto en beneficio de recursos visuales. El defensor del minimalismo en la representación figurativa, Edward R. Tufte, opina que la excelencia gráfica es aquella que da al lector el mayor número de ideas en el menor lapso de tiempo y en el espacio más reducido posible.

Y presentar datos en formato infografía cumple con esos requisitos: allí donde no llegan las palabras llega la infografía.

Es un método efectivo para:

Atraer la atención del público objetivo o cliente real y potencial.

Compartir en redes sociales y en el resto de plataformas del entorno digital.

Informar.

Hablar de tu marca por medio de la herramienta de marketing indirecto.

Sorprender y hacer sonreír al cliente (el humor es un gran aliado del marketing).

El mensaje de una infografía es:

Breve.

Directo a las emociones.

Icónico.

Visual.

Universal y fácilmente comprensible para todos los tipos de target, independientemente de su origen y edad.

Territorio infranqueable

El problema para democratizar la elaboración de infografías es que hasta ahora programas específicos como Illustrator requerían de una destreza profesional esmerada y muchas horas de lucha para dominar el software.

El nacimiento de programas libres como Canva, que acerca al usuario amateur al diseño sin necesidad de nociones de diseño, nos lo pone más fácil; no sólo porque podemos tunear las infografías de una biblioteca gratuita muy bien planteada sino porque nos da la posibilidad de crear infografías desde cero con las herramientas que Canva nos ofrece. Tan sólo se trata de conocer sus posibilidades de la mano de un experto que nos haga perder el miedo al efecto lienzo en blanco y nos adentre en el mundo de uno de los formatos-rey del marketing digital, la infografía.

Buen contenido y buena estética

Infografías que circulan en la red hay muchas y en gran parte no cumplen los fundamentos clave del diseño al detalle. La prioridad es conseguir un trabajo creativo con grandes dosis de información y que sea atractiva para que el lector la devore de principio a fin. Contenido y estética deben ir de la mano en este tipo de formatos. Una infografía con buen contenido y mala estética será tan inefectiva como un trabajo con buena estética y mal contenido.

Una buena estética en infografía sirve para atraer al cliente real y potencial, fidelizarle y que se convierta en prescriptor de nuestra marca; un buen contenido será imprescindible para que nuestra firma se posicione como un referente en el sector.

No hay límites; cualquier temática es susceptible de ser representada de manera icónica. Y la posibilidad de viralización de una infografía depende de que su ejecución pase por los cánones de calidad del público más exigente: el 2.0.

El poder de las fuentes

La marca para la que trabajamos puede generar el contenido que vamos a plasmar en nuestra infografía, pero en ocasiones podemos apoyarnos en estadísticas oficiales e instituciones prestigiosas para hablar de manera indirecta de las necesidades que cubre nuestro producto.

Con esta acción conseguimos un doble efecto: ganar prestigio para nuestra infografía y mencionarlas en nuestras redes sociales de tal manera que se hagan eco de nuestra infografía en sus plataformas y aspirar a la deseada viralización.

Los institutos de estadísticas, universidades y organizaciones internacionales así como diarios reputados ofrecen estudios que pueden conformar la base de alguna de nuestras infografías.

El mejor marketing es el que no parece marketing

El formato infográfico sirve para hacer las delicias del nuevo marketing, es decir, el que no parece marketing. La era del “Beba Coca-cola” está obsoleta y ya no compramos con imperativos sino con propuestas de valor que nos convenzan de que la marca se preocupa por su comunidad de clientes y de aportarles contenido de valor. La emoción gana a la razón en los resortes que nos hacen comprar o en convertir una comunidad apática en brandlovers para tu marca.

Las infografías no tienen límites y se pueden usar para informar de un sinfín de productos, marcas y servicios

Para ello, debes conocer las necesidades de tu cliente y de tu público objetivo; intentar asociar tu marca con unos valores y atributos que queden fielmente representados en las elecciones icónicas de la infografía; resolver alguno de los problemas o dudas de esa comunidad para atraer su atención; basar la información de la infografía en estudios científicos reputados y no usar el logo de la marca con demasiada evidencia para no parecerse a las herramientas de la publicidad clásica.

Antes de empezar

Si elaboramos un resumen y un croquis de nuestra infografía tendremos más posibilidades de acabarla en menor tiempo y de que sea más efectiva.

Este resumen debe contener:

  • El propósito (de qué queremos hablar: datos de empresa, de organización interna, de atención al cliente, de producto, marketing indirecto…).
  • A quién va dirigida (cliente real y fidelizado; potencial; proveedor; medios de comunicación generalistas o especializados…).
  • Mensaje, significado y atmósfera (debemos determinar qué tipo de sensación queremos conseguir: no es lo mismo una infografía de una empresa de fabricación de tornillos que de un centro de yoga. En este sentido, colores, tipografías e iconos deberán ser convenientemente elegidos).
  • La fuerza del color. Al margen de elegir como color principal el corporativo, las combinaciones pueden ser un punto a favor de nuestra marca o en contra. La mezcla de gamas es importante porque ayuda a identificar a nuestra empresa de por vida, fomentar el aprendizaje, la comprensión y atraer a la lectura.

Virginia Contreras

Virginia Contreras lleva vinculada a la infografía más de 20 años desde que empezó en las redacciones de periódicos españoles tan prestigiosos como El Mundo y El País. Es capaz de adaptar los requisitos imprescindibles de una buena infografía al entorno Canva y conseguir calidad profesional en pocas horas.

 
 

Ultimos Trabajos

cfm
cfm
cfm
florena
donantonio
ortubia
la_calzoneria
vivero_bobadilla
oscar_vittorino
missu_wok
next
prev